Control glucémico intensivo durante 3,7 años y complicaciones cardiovasculares a los 9 años.

Escrito por| Artículos recientes

Pedro Armario 01/01/2016

Resumen:

En el estudio the Action to Control Cardiovascular Risk in Diabetes /ACCORD), 4 años aproximados de control intensivo frente a control glucémico estándar, en pacientes con diabetes tipo 2 y otros factores de riesgo cardiovascular tuvieron un efecto neutral sobre los resultados cardiovasculares  y la mortalidad total, y redujo el infarto de miocardio no fatal. Se analizaron los efectos de la intervención en un seguimiento más prolongado.
Diseño investigación y Métodos:  
Todos los participantes supervivientes del estudio ACCORD; fueron invitados a participar en el estudio ACCORD Follow-on (ACCORDION), durante el cual todos los participantes fueron tratados según el criterio de su profesional sanitario responsable de su salud.  Los resultados cardiovasculares y otros resultados de salud fueron recogidos prospectivamente, y analizados utilizando un enfoque intención de tratar, según el grupo al cual los participantes habían sido originalmente asignados.
Resultados:
Un total de 8.601 participantes, que representaban el 98% de aquellos que no habían sufrido un evento primario o muerte durante el ensayo ACCORD, fueron monitorizados por una media de 8,8 años y una media de 7,7 años desde la asignación aleatoria. El control intensivo de la glucemia durante una media de 3,7 años tuvo un efecto neutro a largo plazo sobre el resultado combinado primario ( infarto de miocardio no fatal, ictus no fatal, o mortalidad cardiovascular), mortalidad de cualquier causa, y sobre un resultado compuesto extendido que incluía la mortalidad total. Sin embargo, el riesgo de mortalidad total observado durante la fase activa : razón de riesgo (HR) de 1,49; IC 95% 1,19 a 1,87); p< 0,0001) disminuyó a una HR de 1,20; IC95% 1,03 a 1,39; p=0,02
Conclusiones:
En pacientes con diabetes tipo 2 de alto riesgo, monitorizados durante 9 años, una media de control glucémico intensivo de 3,7 años tuvo un efecto neutro sobre la mortalidad y sobre los eventos cardiovasculares  no fatales , pero incrementó la mortalidad relacionada con enfermedad cardiovascular

Comentario:

La diabetes mellitus (DM) confiere un aumento del riesgo cardiovascular, independientemente de otros factores de riesgo convencionales. , habiéndose observado en una metanálisis que la DM confiere a unos dos veces el exceso de riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular subtipos principales, y las muertes atribuidas a causas vasculares, independientemente de otros factores de riesgo convencionales. Por otro lado, La HTA está presente en más de 50% de los pacientes con DM y contribuye significativamente a tanto microvascular y enfermedad macrovascular. El riesgo de eventos cardiovasculares es 4 veces mayor en los pacientes con ambas DM e hipertensión, en comparación con los controles, y un control de la PA por debajo de 140/90 mm Hg , pero no un reducción más intensa por debajo de 130/80 mmHg, reduce las complicaciones cardiovasculares en estos pacientes. A pesar de la hipótesis de que una reducción intensa del control glucémico podría reducir las complicaciones cardiovasculares , los resultados del estudio ACCORD mostraron un incremento en la mortalidad cardiovascular y total, aunque redujo el infarto de miocardio no fatal, tras un seguimiento de 3,7 años. En el articulo aquí comentado, con un seguimiento extendido hasta 7 años más después de interrumpir la asignación aleatoria (estudio ACCORDION) evaluó los resultados a largo plazo, con una análisis intención de tratar, según el grupo de tratamiento asignado inicialmente..
En este seguimiento extendido, se observó que  el grupo tratado inicialmente de forma intensiva durante 3,7 años, mantuvo un prolongado efecto sobre los niveles de Hb glicada, debido posiblemente al algún efecto sobre las células B. Por otra lado, en el grupo asignado inicialmente a un tratamiento intensivo, presentó un efecto neutro sobre la mortalidad total a los 8,8 años, y un efecto neutro sobre el objetivo compuesto que incluía el infarto de miocardio no fatal, ictus no fatal o mortalidad cardiovascular, a pesar del incremento inicial de la mortalidad durante los primeros 3,7 años.
Por tanto, tras este seguimiento más largo, se observó que los efectos iniciales de un control glucémico más intenso no mostró a más largo plazo ni beneficios ni efectos de daño. Estos resultados vienen a ratificar la importancia de  individualizar el objetivo terapéutico en los pacientes con diabetes mellitus, como ya ha sido recogido en la guías más recientes ya publicadas. 

Cita original:
The ACCORD Study Group. Nine-year effects of 3.7 years of intensive glycemic control on cardiovascular outcomes. Diabetes Care 2016;39: 701-8

Último modificado: 16 julio, 2017