Asociación entre biomarcadores de función renal y microsangrados cerebrales en pacientes hipertensos

Escrito por| Artículos recientes

Pedro Armario 01/01/2015

Resumen:

Antecedentes: Los microsangrados cerebrales (MSC) se observan en el anciano, y se han sido considerados como una manifestación de enfermedad cerebrovascular de vaso pequeño (EVP)  La EVP cerebral y glomerular podrían tener una etiopatogenia común debido a que estos órganos presentan conexiones similares de tipo anatómico y hemodinámico. El objetivo de este estudio era clarificar la asociación entre biomarcadores de función renal y MSC en sujetos hipertensos.
Métodos: La presencia y número de MSC fueron valoradas mediante  RM cerebral con secuencias de susceptibilidad magnética ( SWI). Se calculó el cociente albuminuria/ creatinina en muestra de orina la azar (EUA), y la tasa  de filtro glomerular  estimado (FGe) en una muestra plasmática. La cistatina C (CysC) fue medida mediante inmunoensayo.
Resultados: Los pacientes con MSC presentaban niveles más levados de MSC y de Cyst C, y niveles más bajos de FGe en comparación  con los pacientes sin MSC. El análisis de regresión logística mostró que la EUA y el FGe se asociaban de forma independiente con la prevalencia de MSC infratentoriales o profundos. La odds ratio ( intervalo de confianza del 95% (CI) para  el FGE y  la EUA fueron de 1,95 (1,37-3,27) y 2,25 (1,66-4,46), respectivamente. La Cyst C se asoció de forma independiente con los MSC de las localizaciones profunda o infratentorial, y lobares. La OR (IC 95%) fueron de 2,59 (1,57-6,22) y 1,57 (1,15-4,85), respectivamente. Por otra parte, la Cyst C mostró un buen valor diagnóstico para los MSC, con una área bajo la curva de 0,80.
Conclusiones: Los niveles de biomarcadores renales se asociaron con la presencia de MSC en pacientes hipertensos sin una historia de accidente isquémico transitorio o ictus, de forma independiente de otros factores de riesgo convencionales, y la Cyst C era un mejor marcador para  los MSC que el FGe y la EUA.

Comentario:

Los microsangrados cerebrales (MSC) son macrófagos conteniendo hemosiderina en los espacios perivasculares de los vasos pequeños cerebrales, que indican extravasación previa de sangre. Los MSC pueden estar localizados en diferentes zonas cerebrales y persiste indefinidamente tras su detección. Se pueden observan tanto en sujetos con ictus isquémico como hemorrágico, y lo más importante, pueden predecir un aumento del riesgo de padecer un ictus, especialmente el ictus hemorrágico bajo tratamiento antitrombótico.
El incremento en la excreción urinaria de albúmina ha sido asociado en diversos estudios transversales a la presencia de lesiones microvasculares cerebrales, lo que sugiere que ambas condiciones podrían compartir mecanismos patogénicos. Por otra lado, se ha observado una asociación entre albuminuria e infarto cerebral silente, así como su asociación con ictus isquémicos y hemorrágicos .
El objetivo del trabajo aquí comentado fue valorar si biomarcadores renales, como la cistatina C estaban  relacionados con los MSC en pacientes hipertensos sin una historia previa de ictus o accidente isquémico transitorio (AIT). Este trabajo fue llevado a cabo en 568 sujetos hipertensos en los que se realizó una RM cerebral con secuencias de susceptibilidad magnética ( SWI). La determinación de Cistatina C se realizó mediante inmunoensayo (autoanalizador Hitachi 7600).
El hallazgo más interesante del estudio es que la cistatina C era un marcador independiente de MSC, tanto en zonas profundas o infratentoriales como en localizaciones lobares, con un área bajo la curva de 0,80.  El cerebro y el riñón son órganos vulnerables a desarrollar daño debido a la elevación de la presión a arterial, debido a que son vasos con baja resistencia perfundidos por un elevado flujo a través de la sístoles y de la diástole, es decir, tienen condiciones hemodinámicas similares). Dado la dificultad y elevado coste para  poder disponer de neuroimagen, y no poder hacer seguimiento de las mismas, en estos sujetos hipertensos, la mayor facilidad de detección y monitorización de la lesión de órgano diana, mediante la determinación periódica de la excreción urinaria de albúmina en muestra de orina de primera hora y la determinación del FGe a partir de la creatinina plasmática, y especialmente  la determinación de cistatina C en casos de alto riesgo nos permitirían conocer mejor el riesgo de nuestro pacientes hipertensos. Si bien el valor de la albuminuria y FGe están bien determinados, quedaría por conocer qué posible  beneficio aportaría el añadir la determinación de cistatina C, para el manejo y seguimiento de estos pacientes.

Cita original:
Zhang JB, Liu LF, Li ZG, Sun HR, Jü XH. Association between biomarkers of renal function with cerebral microbleeds in hypertension patients. Am J Hypertens 2015;28:739-745

Último modificado: 16 julio, 2017