La prevalencia de HTA de bata blanca y de HTA enmascarada es distinta en jóvenes y ancianos

Escrito por| Artículos recientes

Rafael Marín 01/01/2014

Resumen:

Antecedentes.-  
La media de los valores de PA diurna medida mediante MAPA de 24 horas es habitualmente inferior a la PA casual. La mayor parte de los estudios sobre este tema se han hecho en población de edad avanzada. Los datos en individuos con edad inferior a 50 años son muy escasos
Métodos.-
Se trata de un estudio poblacional que incluyó a 9.550 individuos que no estaban tomando fármacos antihipertensivos. Se compararon los valores de PA obtenidos por MAPA  con los de la PA casual  medidos en la consulta o en el domicilio. El registro diurno (cada 15-30’) de MAPA se hizo entre las 10 y las 20 horas y el nocturno (cada 30-60’) entre las 0,00 y las 6,00 horas. La PA casual fue la media de dos mediciones consecutivas. Se establecieron 6 grupos de edad: 18-30 años, 30-40, 40-50, 50-60, 60-70 y ≥ 70 años. En cada grupo se verificó la proporción de casos con HTA de bata blanca y de HTA enmascarada.
Resultados.-  
En los sujetos de edades 18-30, 30-40 y 40-50 años la PA medida por MAPA fue significativamente más alta que la PA casual: 6,5; 5,2 y 4,7 mmHg respectivamente para la sistólica. Y para la diastólica 2,5;  2,7 y 1,7 mmHg (p< 0,0001 para todas las diferencias en ambos tipos de PA).
En los individuos de edades 60-70 y ≥ 70 años la PA medida por MAPA fue significativamente más baja que la PA casual: 5,0 y 13,0 mmHg,  respectivamente, para la sistólica. Para la diastólica 2,0 y 4,2 mmHg (p< 0,0001 para todas las diferencias en ambos tipos de PA).
En relación con la edad, la prevalencia de HTA de bata blanca aumentó de modo continuo desde sólo el 2,2 % en los que tenían 18-30 años, hasta el 19,5 % en ≥ 70 años. Globalmente la prevalencia de HTA de bata blanca fue ligeramente mayor en hombres que en mujeres (8 % versus 6,1 %; p< 0,001).
En HTA enmascarada la prevalencia más alta se verificó en edades entre 30-50 años y también fue más frecuente en hombres que en mujeres (21,1 % vs 11,4 %; p< 0,0001). Su prevalencia en varones para los distintos grupos de edad fue: 18,2 %, 27,3%, 27,8 %, 20,1%, 13,6 % y 10,2 %. En mujeres dichas proporciones fueron más homogéneas que en varones: 9,0 %, 9,9 %, 12,2 %, 11,9 %, 14,7% y 12,1 %.
Entre los 2.254 individuos que tenían hipertensión, definida mediante PA casual, los valores de PA diurna medida mediante MAPA fueron inferiores en todos los grupos de edad excepto en el tramo de 18-30 años.
Conclusiones.-   
La relación entre PA diurna por MAPA y la PA casual varía considerablemente entre los diferentes grupos de edad. Estos hallazgos podrían tener implicaciones en la práctica clínica habitual.

Comentario:

Es un hecho bien reconocido que la PA casual es más alta que la PA diurna medida por MAPA en población ≥ 60 años. Los estudios en  edad < 50 años apenas han tenido representación desde la antigua publicación de O’Brien (J Hypertens 1991). El hallazgo más notable del presente estudio es la demostración de que en los menores de 50 años los valores obtenidos por MAPA son superiores a la los de la PA casual. Sólo a partir de los 60 años los valores por MAPA son inferiores a la PA casual.
La actividad física declina con los años. Cierto grado de sedentarismo y un menor estrés socio-laboral podrían explicar la PA más baja por MAPA en ancianos. Los individuos < 50 años, más activos físicamente y con mayores responsabilidades sociales y familiares, tendrían la PA por MAPA más alta que la PA en la consulta. Si esto fuera cierto también explicaría la prevalencia aumentada de HTA enmascarada observada en los varones jóvenes. La mujer, con un menor estrés profesional, se apartaría de este esquema. Sin duda estas apreciaciones son, hoy en dia, completamente revisables al menos las referidas a las diferencias socio-laborales por sexos. Además, el ejercicio físico es reconocido como una condición cardiosaludable y no asociada a un mayor grado de hipertensión.
La utilidad de la  MAPA de 24 horas en todos los grupos de edad parece evidente. En la población más joven para descartar HTA enmascarada que se ha descrito tiene el mismo riego CV que la HTA sostenida. En todas las poblaciones pero sobre todo en la > de 60 años para descartar HTA de bata blanca y sobre todo para comprobar si existe efecto de bata blanca una vez tratados. Si dicho efecto se comprueba podría reducirse la intensidad de la terapéutica antihipertensiva y disminuir así los riegos de un control excesivo que puede ser adicional al riego de hipotensión ortostática propia de los ancianos.
La fortaleza de este estudio reside en la amplitud de la muestra analizada y en el elevado número de sujetos jóvenes. Pero las limitaciones son importantes. El trabajo es retrospectivo y observacional. Los resultados están extraídos de dos estudios con bases de datos heterogéneas. En sus objetivos no se había preespecificado el tema aquí  analizado. Las mediciones de la PA casual y por MAPA deben ser estandarizadas en el número de mediciones, sus intervalos y el dispositivo utilizado. La PA casual debería ser medida en la clínica y no combinarla con medidas domiciliarias. El número de pacientes hipertensos (con PA casual) analizados fue pequeño y no sabemos si su comportamiento sería similar al de esta muestra poblacional. Finalmente, este es un estudio de corte transversal y por tanto sus hallazgos no tienen significación pronostica. Sólo estudios de diseño prospectivo diferenciando población normotensa e hipertensa podrían aclarar el verdadero alcance de los resultados.
En conclusión, la aportación más original del estudio es que con edad < 50 años la PA diurna por MAPA es más alta que la PA casual. Este hecho refuerza las recomendaciones previas de las Guías sobre la necesidad de  intensificar la realización de registros de 24 horas

Cita original:
Conen D, Aeschbacher S, Thijs L, Li Y, Boggia J, Asayama K, et al. Age-specific differences between conventional and ambulatory daytime blood pressure values. Hypertension. 2014; 64: 1073-9

Último modificado: 16 julio, 2017