La dieta mediterránea reduce la presión arterial-24h, la glucemia y los lípidos

Escrito por| Artículos recientes

Pedro Armario 01/01/2014

Resumen:

El estudio PREvención con DIeta  MEDiterránea (PREDIMED) mostró que la dieta mediterránea suplementada con aceite extra virgen o nueces, redujo los eventos cardiovasculares, especialmente el ictus, en comparación con el grupo control, con dieta baja en grasas. Los mecanismos de protección cardiovascular no están claros.  Se evaluaron los efectos a 1 año de una dieta mediterránea suplementada sobre la presión arterial de 24 horas (PA), glucemia y lípidos. Se trata de un ensayo controlado, de diseño paralelo, con asignación aleatoria en 2 focalizaciones del PREDIMED. Las dietas fueron ad libitum, sin consejo de incrementar la actividad física o reducción de la ingesta de sodio. Los participantes fueron 235 sujetos (56,5% mujeres; edad media 66,5 años) con riesgo cardiovascular elevado (85,4% con hipertensión arterial). Los cambios en la PA sistólica, ajustados por la basal, fueron de -2,3 (IC 95% -4 a -0,5) mm Hg y -2,6 (IC 95% -4,3 a -0,9) mm Hg en la dieta mediterránea con aceite de oliva extra virgen, y en la dieta mediterránea con nueces, respectivamente, y 1,7 (IC 95% -0,1 a 3,5) mm Hg en el grupo control ( p< 0,001). Los cambios respectivos en la media de PA diastólica fueron -1,2 (IC 95% -2,2 a -0,2), -1,2 (IC 95% -2,2 a -0,2 ) y 0,7 (IC 95% -0,4 a 1,7) mm Hg (p=0,017). La PA  diurna y nocturna siguió patrones similares. Los cambios medios de la glucemia respecto a la basal fueron de -6,1, -4,6 y 3,5 mg/dL (p=0,016) en la dieta mediterránea con aceite de oliva, dieta mediterránea con nueces y la dieta control, respectivamente; los del colesterol fueron -11,3, -13,6, y -4,4 mg/dL (p=0,043), respectivamente. En los sujetos de riesgo elevado, la mayor parte con hipertensión tratada, la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen o nueces, redujo la PA ambulatoria-24h, el colesterol total y la glucemia en ayunas.

Comentario:

Las modificaciones del estilo de vida son un escalón fundamental en la prevención de la hipertensión arterial y de las enfermedades cardiovasculares.
Muchos estudios epidemiológicos han mostrado que la reducción en la ingesta de sal está directamente relacionada con la disminución de la presión arterial (PA), y que la dieta DASH y la disminución de la sal en la dieta reducen de forma independiente la presión arterial sistólica y diastólica. Por otra parte, diversos estudios de observación han documentado que la dieta mediterránea se asocia con una reducción sustancial del riesgo de enfermedad cardiovascular. Recientemente fueron publicados en New England Journal of Medicine1 los resultados del estudio PREDIMED, llevado a cabo en nuestro país. Los autores mostraron en un estudio llevado a cabo en 7.747 personas con alto riesgo cardiovascular , los cuales fueron asignados aleatoriamente a una dieta mediterránea , suplementado con aceite de oliva extra virgin o nueces, presentaron una reducción de la enfermedad cardiovascular de aproximadamente el 30% respecto al grupo control. Por otra parte datos procedentes del mismo estudio han mostrado que dicha dieta enriquecida con aceite de oliva extra virgin, produjo una reducción en el riesgo de diabetes2 y del riesgo de fibrilación auricular (análisis post hoc)3 .

 En el trabajo aquí comentado, Domènech et al, en un subestudio de 235  pacientes del PREDIMED, mostraron que la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva extra virgin, produjo una reducción significativa de la presión arterial de 24 horas, del colesterol total y de los niveles de glucemia plasmática en ayunas.  La reducción de la PA fue pequeña pero significativa respecto al grupo control, con el valor de haberse llevado a cabo la medida de PA mediante MAPA-24h.  Los resultados de este estudio refuerzan el papel de la dieta en la prevención primaria de la HTA y de las enfermedades cardiovasculares además de su valor en el control y prevención secundaria de los pacientes que ya han padecido un evento cardiovascular.

1. Estruch R, Ros E, Salas Salvadó J et al. N Engl J Med 2013;368:1279-90
2. Salas-Salvadó J, Bulló M, Estruch R et al. Ann Intern Med 2014;160:1-10
3. Martínez-Gozález MA, Toledo E, Arós F et al. Circulation 2014;130:18-26

Cita original:
Doménech M, Roman P, Lapetra J, García de la Corte J, Sala-Vila A, de la Torre R, et al. Mediterranean diet reduces 24.hour ambulatory blood pressure, blood glucose, and lipids. One-year randomized, clinical trial. Hypertension 2014;64:69-76

Último modificado: 16 julio, 2017