Beneficios sobre la enfermedad cardiovascular del tratamiento antihipertensivo precoz en pacientes diabéticos

Escrito por| Artículos recientes

Pedro Armario 01/01/2013

Resumen:

Objetivo: Valorar el impacto del tratamiento antihipertensivo precoz  en el control de la incidencia de complicaciones cardiovasculares mayores en sujetos diabéticos con un inicio reciente de la hipertensión arterial (HTA).
Diseño investigación y métodos: Se incluyeron en el estudio 15.665 adultos con diabetes sin enfermedad coronaria o cerebrovascular en el momento basal, que presentaban criterios estandarizados de hipertensión arterial de inicio reciente. Mediante análisis de regresión de Poisson, se valoró si el control adecuado de la presión arterial dentro del primer año de inicio de la HTA predijo la  posterior aparición de episodios cardiovasculares con y sin ajuste por la Escala de Riesgo de Framinghan (ERF) y otras covariables.
Resultados: La edad media fue de 51,5 años, y la presión arterial media al inicio de la HTA fue de 136,8/80,8 mm Hg. Al año del inicio de la HTA, la presión arterial media fue de 131,4/78,0 mm Hg, siendo < 130/90 mmHg en el 32,9% de los sujetos y < 140/90 mmHg en el 80,2%. Tras un seguimiento medio de 3,2 años, la tasa ajustada por edad de eventos cardiovasculares mayores en los sujetos con una presión arterial media al año ).
 Conclusiones: El fallo para un adecuado control de la presión arterial dentro del primer año del inicio de la HTA incrementó de forma significativa la probabilidad de desarrollar complicaciones cardiovasculares dentro de los 3 primeros años de seguimiento. Un control precoz de la HTA de inicio reciente en sujetos diabéticos podría proporcionar importantes beneficios clínicos a corto plazo.

Comentario:

La HTA es un factor de riesgo muy importante para el desarrollo de enfermedad cardiovascular, siendo el responsable del 17% de la mortalidad total. Los ensayos clínicos no han mostrado que la reducción de la presión arterial disminuye la incidencia del ictus en un 35-40%, la del infarto agudo de
miocardio en un 20.25% y la de insuficiencia cardiaca en un 50%.  A pesar de estos claros beneficios y de disponer de un buen y en general bien tolerado arsenal terapéutico para el tratamiento de la elevación de la HTA, el grado de control ha mejorado, pero dista de ser óptimo.  Datos recientes de nuestro país muestran un grado de control en hipertensos atenidos en asistencia primaria del 46% (Llisterri et al . J Hypertens 2012; 30: 2425-2431) y < 30% en población general (Catala-Lopez F et al) J Hypertens 2012;30:168-176).

En lo últimos años  se han reconsiderado, ante la falta de evidencia las estrategias de descenso más intensos de la PA ( < 130/80 mm Hg) en hipertensos con riesgo elevado, como los pacientes con diabetes mellitus. A ello le hemos de sumar el riesgo de incrementar las complicaciones macrovasculares en los diabéticos hipertensos de larga evolución, especialmente en los pacientes con enfermedad coronaria, por la llamada curva en J.   De forma paralela disponemos de evidencias  de que una meta de reducción intenso de la Hb glicada en los diabéticos de larga evolución, no mejora los beneficios, pudiendo incrementar algunas de las complicaciones.

Los resultados de es estudio muestran un beneficio claro, en un plazo relativamente corto ( 3 años de seguimiento) en aquellos diabéticos con HTA de inicio reciente en los que se logró un buen control de la PA (PA ≤ 140/90 mmHg) dentro del primer año de seguimiento. Estos datos apoyan los derivados de otros estudios, en análisis post hoc, como el Syst-Eur y otros, que mostraban que los sujetos inicialmente incluidos en el grupo placebo, a pesar de que en el seguimiento abierto posterior se lograba un control adecuado de la PA,  con un control similar de la HTA, continuaban con unas tasas de morbi-mortalidad cardiovascular  superior a los sujetos con un control más temprano de la PA. No hay duda que el mensaje de hace unos años de cuanto más baja mejor, los hemos de cambiar por el de cuanto más precoz el control de la PA, mejor: Intentemos entre todos mejorar el grado de cumplimiento y de inercia terapéutica y otras barrearas que dificultan el conseguir un adecuado control de la PA para no privar a nuestros pacientes del claro beneficio derivado de un control adecuado y precoz de la HTA.

Cita original:
O#”Connor PJ, Trower NS, Vazquez-Benitez G, Desai JR, Schmittdiel JA, Margolis KR, et al. Benefits of early hypertension control on cardiovascular outcomes inpatients with diabetes. Diabetes Care 2013;36:322-327

Último modificado: 16 julio, 2017