Riesgo de diabetes, de enfermedad cardiovascular y de mortalidad asociado con “ver la tele”

Escrito por| Artículos recientes

Mariano de la Figuera 01/01/2011

Resumen:

Unos de los hábitos sedentarios más prevalentes y extendidos en los países industrializados es ver la televisión (TV) durante prolongados espacios de tiempo. El objetivo del presente estudio fue determinar la asociación entre ver la TV y el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 (DM2), enfermedad cardiovascular (CV) fatal o no fatal y mortalidad total.
Para ello los autores del presente trabajo llevaron a cabo un meta-análisis de todos los estudios relevantes, prospectivos de cohortes, identificados a través de las bases de datos de MEDLINE y EMBASE y publicados entre 1970 y Marzo del año 2011 que habían analizado dichas asociaciones. Se incluyeron los estudios que habían estimado el riesgo relativo (RR) y sus intervalos de confianza del 95%.
Los datos fueron extraídos de manera independiente por cada autor y el resumen de las asociaciones se obtuvo mediante un modelo de efectos aleatorios.
De los 8 estudios incluidos, 4 reportaron resultados sobre la incidencia de DM2 (175.938 individuos; 6.428 casos de DM2 incidente, durante 1,1 millones personas-año de seguimiento), 4 reportaron casos de enfermedad CV fatal o no (34.253 individuos; 1.052 casos incidentes), y 3 reportaron datos sobre mortalidad total (26.509 individuos; 1.879 muertes durante 202.353 personas-año de seguimiento). El RR acumulado de DM2 por cada 2 horas/día de ver la TV fue de 1,20 (IC 95%: 1,14-1,27), 1,15 (1,06-1,23) en el caso de enfermedad CV fatal o no y 1,13 (1,07-1,18) para la mortalidad total. Mientras que la asociación entre el tiempo empleado en ver la TV y el riesgo de DM2 y enfermedad CV fue lineal, la mortalidad total se incrementaba a partir de las 3 horas al día de TV. Las diferencias estimadas en el riesgo absoluto por cada 2 horas/día de TV fueron de 176 casos/año de DM2, 38 casos/año de enfermedad CV y 104 muertes/año por cualquier causa, en todos los casos calculados por cada 100.000 personas.

Comentario:

Además de trabajar (los que pueden) y dormir, ver la TV es una de las tres actividades diarias más comúnmente citadas por los habitantes del mundo occidental. En algunos países de nuestro entorno el 40% del tiempo libre se ocupa en ver la TV lo que puede representar hasta 5 horas diarias de dicha “actividad”- palabra entrecomillada-ya que hay que considerarlo como parte de un estilo de vida sedentaria. Por otra parte, se ha constatado que mientras se ve la TV aumenta el consumo de alimentos ricos en calorías, grasas saturadas y bebidas alcohólicas, de manera especial si se incluyen anuncios relacionados con este tipo de productos. También se ha demostrado un aumento en el consumo de tabaco. Por lo tanto, ver la TV en exceso, podría considerarse un factor de riesgo CV. Con esta orientación se realizó este metan-análisis cuyo objetivo era no solamente determinar la posible asociación entre ver la TV y el riesgo de DM2 y enfermedades CV sino también cuantificar la “dosis-respuesta” de dicha asociación. Los resultados son suficientemente claros y consistentes: por cada 2 horas de ver la TV el RR aumenta un 20% en el caso de la DM2, un 15% para la enfermedad CV y un 13% para la mortalidad total. Las principales fortalezas de este estudio incluyen un número muy importante de sujetos incluidos y el seguimiento prolongado.
A pesar de ello, algunas limitaciones merecen un comentario: 1) el número de estudios y las poblaciones analizadas no permiten establecer si existe algún subgrupo de individuos más susceptibles, 2) algunos estudios no llevaron a cabo un ajuste por otros factores de riesgo o no reportaron la actividad física de los sujetos incluidos y 3) no puede excluirse que algunas personas, debido a enfermedades limitantes, siguieran un estilo de vida más sedentario.
Estudios previos permiten establecer una plausibilidad biológica que explica los resultados del presente análisis, como la mayor incidencia y prevalencia de obesidad y de trastornos lipídicos en personas que ven la TV durante más de 3 horas al día. Además, existen ensayos clínicos randomizados, realizados en población escolar, que demuestran los beneficios de una reducción de las horas de TV sobre el Índice de Masa Corporal, la mejora de la dieta y el aumento de la actividad física. Ahora bien, todavía no disponemos de estudios de intervención sobre variables “duras” como la morbi-mortalidad CV. ¿Pero son necesarios

Cita original:
Grøntved A, Hu FB. Television viewing and risk of type 2 diabetes, cardiovascular disease, and all-cause mortality: a meta-analysis. JAMA 2011;305:2448-2455

Último modificado: 16 julio, 2017